Diez consejos para ahorrar en tu factura de la calefacción

Publicado por:

El invierno acaba de comenzar sin embargo, son muchos los hogares en los que la calefacción se encendió hace tiempo y con ella aumentó el consumo de energía.
La calefacción representa casi la mitad (un 46%) del consumo energético de los hogares españoles, según un informe del Instituto de Diversificación y Ahorro Energético (IDAE), por eso, en este post te damos las claves para no desperdiciar su consumo y ahorrar en tus facturas.

1. Mantener las puertas cerradas.

No dejar que “se escape el gato” es el mejor remedio para mantenernos calentitos en casa. Además, emplear buenos aislantes, ventanas dobles y … son algunos de los pequeños gestos que nos pueden ayudar a mantener la casa caliente por muy poco. Huelga decir que es innecesario calentar las habitaciones que no utilices, cierra los radiadores de aquellas estancias que estén inhabitadas.

20 grados son suficientes para estar calentitos en casa

 

2. Temperatura de confort.

La temperatura idónea para vivir comodamente se encuentra entre los 19 y los 21 grados. Mantener siempre una temperatura constante es la mejor forma de ver reducida la factura de la luz. Las subidas excesivas de temperatura y los cambios repentinos consumen más que mantener la misma temperatura durante varias horas al día. Hay que tener en cuenta que cada grado más de temperatura supone un 7% de gasto de combustible, así que es buena idea considerar otras opciones (como una manta o un jersey) antes de tocar el termostato.

 

3. Programa la calefacción.

Además, si no pasas tiempo en casa es mejor programar la calefacción para que se adecúe a tu horario. Enciende la calefacción una hora antes de llegar a casa, solo con eso se mantendrá caliente y tú ahorrarás un montón.

4. Vaciar de aire los radiadores.

Los expertos recomiendan purgar los radiadores una vez al año. La acumulación de pequeñas burbujas de aire impide la correcta circulación del calor y por tanto no calienten con toda la potencia disponible.

Diez minutos son suficientes para ventilar nuestra vivienda

Diez minutos son suficientes para ventilar nuestra vivienda

5. Ventilar la casa durante diez minutos.

Solo diez minutos con las ventanas abiertas es suficiente para ventilar toda la vivienda. El aire se renovará y los suelos y las estancias no perderán su calor.

6. Apaga la calefacción por la noche.

No es necesario mantener la calefacción por la noche ya que el calor acumulado durante el día nos mantendrá calentitos durante las horas de sueño. Una buena manta para las noches de frío es más que apetecible en esta época del año.

7. No cubras los radiadores.

Tapar los radiadores con trapos o colocar muebles cerca reduce su potencia.

8. Revisa tu caldera y cámbiela por una de bajo consumo.

Un buen mantenimiento evitará problemas de última hora. Además, si está pensando en cambiar la caldera opte por las de bajo consumo como las de cogeneración. Aunque inicialmente suponga una inversión mayor, a la larga notará la diferencia en su factura.

9. Emplee alfombras.

Las alfombras son la mejor opción para mantener los suelos calentitos en inivierno.

10. Aproveche la luz solar.

Durante el día suba las persianas y aproveche la luz que brinda el sol. Durante la noche, baje las persianas. Actuarán como aislantes y permitirán mantener el calor de la vivienda.

0

LED Azul, merecedor del Nobel y de tu confianza

Publicado por:

El pasado año Shuji Nakamura, Isamu Akasaki e Hiroshi Amano fueron galardonados con el Premio Nobel de Física. Su mérito: inventar el LED azul.

A simple vista, esas pequeñas bombillas de tono azulado podrían parecer unos inventos que poco pueden impactar en nuestras vidas cotidianas. De hecho, los LED llevan empleándose en aparatos diversos desde los años 60, como la luz standby de los televisores o cadenas de música, calculadores e incluso relojes.

Sin embargo, el descubrimiento de un material capaz de conducir la luz azul ha supuesto una revolución en el consumo de la electricidad y el ahorro energético. Ese pequeño tono azulado ha permitido, junto a la combinación de los otros dos colores, la creación de una bombilla blanca con esta tecnología.

Gracias al nitruro de galio, hoy los LED se emplean para iluminar las pantallas móviles, los flashes de dichos terminales, los focos de los coches, flexos, lámparas y ahorrar una gran cantidad de energía.

Pero, ¿por qué consumen menos?

  El Led Azul es pequeño, pero supone un gran ahorro

Las bombillas tradicionales emiten luz al alcanzar una temperatura exacta por lo que solo un  porcentaje de la energía se usa para producir luz. Sin embargo, en la tecnología LED la  electricidad es convertida directamente en partículas de luz o fotones, lo que les permite tener  un consumo de energía tan reducido.

Pese a ello, es una tecnología en desarrollo que no deja de mejorar y establecer unas cifras  exactas de ahorro resulta complicado. Aún así, se puede afirmar que las lámparas LED  producen más luz con menor potencia que las bombillas incandescentes tradicionales y  duran cien veces más, con el ahorro que supone en empleo de materias primas.

El ahorro , dependiendo del tipo de LED que escojamos, puede oscilar entre el 50% y el 70%,  si las comparamos con las bombillas de bajo consumo convencional, y entre el 85% y el 95%  si las comparamos con las bombillas incandescentes.

Al mismo tiempo, su precio se ha reducido en los últimos años debido a su amplia expansión y ya pueden encontrarse todo tipo de bombillas, adaptadas a todo tipo de casquillo tradicional, por lo que nada te impide sustituirlas por las bombillas antiguas.

Además, los LED no contienen mercurio que gestionar cuando se acaba su vida útil. ¡Son todo ventajas!

En Del Olmo & Rullán apostamos seriamente por el empleo de nuevas tecnologías y el desarrollo sostenible y ya hemos instalado bombillas LED en la mayorías de las fincas que administramos. ¡Infórmate sin compromiso!

0

¿Pagarías un impuesto directo por ver la televisión?

Publicado por:

Los cambios de gobierno y la crisis económica han obligado a las televisiones públicas a reinventarse en busca de nuevas formas de financiación. Sin embargo, en España aún no se ha planteado el pago de un canon anual, como sí ocurre en otros países de la Unión Europea. 

Cuando en 2010 el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero acordó dejar de emitir publicidad en Televisión Española lo hizo con el propósito de adecuar el servicio público al del resto de países de la Unión Europea y ofrecer un servicio de calidad independiente de las grandes empresas y multinacionales.

Sin embargo, casi cinco años después las debilidades de este plan poco a poco han ido saliendo a la luz. Pérdidas millonarias y querellas abiertas contra las cadenas privadas por competencia desleal son solo algunos de los problemas a los que la cadena pública ha tenido que enfrentarse en este lustro.

Si bien se ha demostrado que lo que resta audiencia no es la emisión de publicidad sino la calidad de los contenidos, es evidente que la televisión pública española necesita un cambio de rumbo ya que los datos confirman los malos presagios. Televisión Española ya no es rentable. 

La televisión pública vivió durante años su propia burbuja de los medios que, igual que sucedió con la inmobiliaria, de pronto explotó. El resultado de ello ha sido que numerosas televisión autonómicas han tenido que dejar de emitir. Sin embargo, la posibilidad de que la administración se viera obligada a cerrar Televisión Española parece cuanto menos improbable. Antes de que eso sucediera, el nuevo Gobierno se plantearía recuperar la inversión en publicidad para alcanzar de nuevo datos positivos que permitieran su supervivencia.

Seguir Leyendo →

1